Maschinenfabrik ALFING KESSLER GmbH

Comprobación de la inexistencia de rebabas en las intersecciones de los canales de aceite con el endoscopio

ACABADO Y CONTROL FINAL

En la operación de acabado se dan los últimos retoques para que cada sistema de cigüeñal sea perfecto. Aquí deben redondearse y pulirse los canales de aceite y las intersecciones de éstos así como lijar las superficies de deslizamiento del muñón del cojinete principal y del muñón del cojinete de biela. Las comprobaciones para detectar posibles grietas se llevan a cabo electromagnéticamente, de forma no destructiva. No todos los pasos de mecanizado pueden realizarse con máquinas. Las tareas manuales las llevan a cabo trabajadores especializados con una vasta experiencia práctica. En la subsiguiente comprobación final se controlan íntegramente los cigüeñales. A continuación se lavan en trenes de lavado parcialmente automáticos, se vuelven a comprobar visualmente y, por último, se les aplica una protección antioxidante y se envasan. Este último paso tiene lugar en salas limpias climatizadas para evitar incluso las partículas de suciedad residual más pequeñas. Las sociedades de clasificación líderes nos han concedido una autorización para llevar a cabo certificaciones a su nombre; ésta es la mejor prueba de calidad y confianza.

Los parámetros de cigüeñales relevantes para el sistema se comprueban de la forma más precisa posible. Los palpadores de medición en 3D registran todas las tolerancias de forma y posición.

Con cigüeñales a partir de unos 5 m de longitud, el lijado muy preciso de las superficies de los cojinetes y de los radios se realiza principalmente de forma manual y requiere mucha experiencia en la materia.

Mediante un ligero roce se hacen visibles el diagrama de contacto y el porcentaje del área de contacto de la superficie del gorrón.

This website uses cookies

This website uses cookies to improve user experience. By using our website you consent to all cookies in accordance with our Cookie Policy.